Errores en tus contenidos

El marketing de contenidos lleva años siendo una buena estrategia para mejorar tu negocio, tanto para atraer clientes como para aumentar las visitas a tu página, lo que suele traducirse en mayores ventas y más beneficios.

La estrategia funciona en la mayor parte de los casos, pero algunas veces falla, sobre todo debido a que no se implementa bien. Por eso, voy a explicaros algunos de los errores que no hay que cometer a la hora de implementar esta estrategia.

Mal contenido, sin calidad

Algunas personas usan malos contenidos, de muy baja calidad, cuando se inician en el marketing de contenidos. Piensan, lo cual es un error, que no deben emplear mucho tiempo y esfuerzo a la hora de crear contenidos que se van a ofrecer de manera gratuita.

Quizá, de todos los errores que se cometen este es el más común y el más importante, pues unos contenidos de mala calidad hacen que tu estrategia de marketing no funcione, pues los posibles clientes se van a crear una mala imagen de tu negocio, pensando que no vale la pena volver.

En definitiva, crear contenidos de baja calidad te hará perder clientes potenciales, algo que creo que no te interesa.

Contenido que no cubre las necesidades de nuestra audiencia

Otro problema es crear contenidos que no interesan a nuestra audiencia. Parece que es lo mismo que en el caso anterior, pero no es así, ya que aquí hablamos de contenidos de calidad.

Un artículo, por ejemplo, puede ser de una enorme calidad, pero si no responde a lo que nuestra audiencia quiere, nuestra estrategia de marketing de contenidos va a ser inútil.

De esta manera, antes de lanzarse a escribir artículos, quizá convendría analizar muy bien las palabras clave a través de las cuales los usuarios entran en nuestra web, para ver qué es lo que les interesa.

También podemos preguntarles directamente, a través de redes sociales, que es lo que esperan encontrar en nuestra web, para así escribir contenidos que les interesen. Podemos hacer eso mismo a través de los comentarios, generando debates que atraerán más tráfico.

Crear contenidos para vender

El fin último del marketing digital es vender un producto, el nuestro. Lo que ocurre es que uno de los principios fundamentales de este tipo de marketing es vender sin que se note, de manera que no podemos hacer artículos dirigidos a la venta.

Estos artículos no son bien recibidos por los usuarios y por supuesto, nadie los comparte en las redes sociales, lo que es un problema, pues queremos que cada artículo que hacemos tenga la máxima difusión.

Este es un error muy común, debido a que no es nada sencillo hacer un artículo que venda sin que se note, de manera que lo mejor es hacer artículos de buena calidad, pero sin intentar vender nada de manera directa.

Es algo confuso, pero las ventas llegarán a través de los artículos, por ejemplo cuando la audiencia vea que somos expertos en ese campo, pero no de una manera directa porque escribamos para vender un producto.

Un ejemplo de esto lo tenemos en los artículos que analizan las herramientas como Ahrefs. Los artículos enseñan cómo usar esta  herramienta a fondo. Dan contenido útil a los usuarios, pero en el artículo no te venden el producto, sino que lo enseñan a usar.

A través de ese artículo, cuando el usuario ve que es útil, compra Ahrefs, llevándonos nosotros un beneficio. Dicho de otra manera, nosotros le creamos la necesidad de comprarlo, sin decirle que lo compre de manera directa.