Influencer la clave del éxito

Dar a conocer tus proyectos online no es sencillo. La mejor forma es posicionarse en Google, pero eso requiere tiempo y no es fácil, por lo que hay que buscar otros medios para darle publicidad a nuestros proyectos. Aquí es donde entran los influencer.

¿Qué es un influencer?

Un influencer es una persona relevante para un determinado nicho de mercado. Así, si quieres vender un libro de cocina, un influencer sería “El Comidista” o “Chicote”. Ambos son muy reconocidos en el sector de la cocina, de manera que sus opiniones son muy respetadas.

Eso hace que el que ellos recomienden tu libro de cocina te asegure que muchas personas lo van a conocer y que muchas lo comprarán, ya que van a pensar que si estas personas lo recomiendan es que el libro es bueno.

Esto se puede aplicar a los ebooks, a los libros físicos, a un curso, a una web y lo vemos constantemente. De hecho, seguro que has visto algunos artículos en los que se recomienda un curso, un libro, que visites una página web, etc.

Se puede hacer sin gastar ni un euro

Lo mejor de esta estrategia es que se puede implementar sin gastar ni un euro, aunque para ello el contenido que vayas a vender tiene que ser bueno muy bueno.

¿Cómo se hace eso? Es tan sencillo como lanzar una especie de programa de afiliados propio, de manera que el influencer que recomienda tu producto se lleve una buena comisión, que puede ser de hasta el 50%.

Es cierto que tú ganarás menos, pero las pérdidas se compensar con la cantidad de productos que vas a vender. Además tienes que pensar que sin la ayuda de ese influencer, es posible que nadie compre tu producto porque no le va a llegar, no lo va a conocer.

¿Cómo ponerte en contacto con estos influencer?

Ponerte en contacto con un influencer es sencillo. En sus webs hay formularios de contacto, a través de los cuales les puedes escribir contándoles tu propuesta. También puedes hacerlo  a través de sus redes sociales.

Trata de explicarle bien lo que necesitas, en qué consiste tu proyecto, las comisiones que va a obtener, etc.

Si puedes, personaliza el texto, de manera que a cada influencer le llegue uno distinto. Muchos se conocen entre sí y si les llega un texto tipo es posible que lo comenten entre ellos y que alguno incluso se enfade.

No todos te van a contestar, y de los que te contesten muchos te dirán que no, de forma que lo mejor que puedes hacer es mandar decenas de peticiones, para que al final algunos de ellos accedan, siempre que tu producto sea  bueno, pues no se van a jugar su reputación recomendando un mal producto, a pesar de que por ello obtengan algo de dinero.