Algunos mitos del Social Media

El Social Media o trabajo en las redes sociales, si quieres que manejemos términos en español, es un mundo rodeado de mitos y en el que muchas veces los profesionales brillan por su ausencia.

Parece que para manejar la estrategia social de una empresa no hacen falta conocimientos y esto no es así. De hecho, la falta de formación en este aspecto puede dar al traste con la imagen social de una empresa, de una página o de cualquier proyecto.

Por ello, vamos a ver algunos mitos que hay alrededor del social media, para que evites caer en ellos.

No se necesita formación para manejar la estrategia de social media

Sobre este mito ya hemos adelantado un poco en la introducción. Se tiende a dejar la estrategia de social media en manos de cualquiera, de aquella persona que tiene más tiempo o que cobra menos.

Esto es un error muy grave. Primero, porque puede dejar la imagen de la empresa a la altura del betún, y hay ejemplos de ello en la red, y segundo porque para que la estrategia de social media sea efectiva hacen falta una serie de conocimientos, de manejo de herramientas, sin los cuales lo único que vamos a conseguir en las redes sociales es perder el tiempo.

Cuantos más seguidores tengamos mejor

Este es el típico error de aquellos que no tienen ni idea sobre social media (te remito al punto anterior) Hay quien cree que el éxito en las redes sociales se basa en el número de seguidores que se tienen.

En realidad, el número de seguidores no sirve de nada, puesto que lo que nos interesa es que esos seguidores sean activos, que hablen de nosotros, que visiten nuestras páginas y al final que conviertan.

De esta manera, nos tenemos que centrar en obtener seguidores reales y activos, pues de nada sirven miles y miles de seguidores que no interactúan en nuestras redes sociales.

Hay que estar en todas las redes sociales

Otro mito es que hay que estar en todas las redes sociales. Eso no sirve nada más que para dispersar nuestros esfuerzos, de manera que al final no podemos atender bien ninguna red social.

De nuevo sale a relucir la falta de formación, ya que sin ella no es posible saber en qué redes sociales debemos estar, pues unas son más adecuadas que otras dependiendo de los sectores en los que nos movamos.

De hecho, lo mejor es centrarnos en dos o tres redes sociales y dejar las demás a un lado, pues no podemos tener presencia en todas, a no ser que seamos una empresa enorme con un presupuesto casi ilimitado para la estrategia de social media, como por ejemplo una multinacional como Coca Cola.